Psicopedagogía

Las técnicas de estudio

Aprender a estudiar

Aprender a estudiar es una de las asignaturas pendientes a las que tienen que enfrentarse, tanto el alumnado, como aquellos que trabajan pero desean complementar su formación por necesidades laborales.

Desde nuestra perspectiva psicopedagógica, el estudiante no debe dedicarse a estudiar sin orden: es necesario que se le enseñen las técnicas de trabajo adecuadas además del temario impuesto en el programa. Aunque a veces nos parezca más importante la información, ésta nunca tendrá sentido si tan solo les sirve para aprobar un examen y no aprenden las técnicas necesarias para relacionarlo con todo lo que vayan a aprender en su vida.

Con frecuencia los estudiantes echan la culpa de su fracaso a los profesores, los libros, los exámenes o hasta a la conexión a Internet, sin detenerse a reflexionar y descubrir que el único responsable de su conducta, de todo lo que le ocurre, es él mismo.

Sin ánimo de extenderme, mencionaré una serie de condiciones fundamentales para un estudio eficaz:

  • Las horas de sueño: sólo con un adecuado patrón de sueño, tanto en cantidad como en calidad, pueden consolidarse nuestros procesos neurales de aprendizaje y memoria.
  • Buen nivel de autoestima: convicción de que ciertas metas se pueden lograr, afán de superación. Convencimiento por parte del alumno de que puede lograr aquello que se propone y de que aun siendo consciente de sus capacidades y limitaciones, se siente con ánimo de luchar. También supone asumir con realismo las equivocaciones, los fallos y las frustraciones
  • Tener un método de estudio apropiado, detección de las ideas fundamentales y de las palabras clave, conocer su significado, algunos estudios afirman que ciertos adolescentes utilizan tan sólo entre 200-300 palabras para comunicarse. Ello implica orden, distribución del tiempo de forma flexible y correcta planificación.
Las técnicas de estudio nos enseñan  a estudiar
Es importante aprender a estudiar

En el taller de técnicas de estudio que tenemos en marcha con nuestros alumnos, abordamos aspectos tan importantes como la velocidad y comprensión lectora, el entrenamiento en razonamiento lógico-proposicional así como el pensamiento asociativo y la mejora de la atención.

Rubén Pereira
Psicólogo Clínico – Orientador Colegio Marcote